miércoles, 31 de marzo de 2010

Open de España XC. BTT.











Potencia, explosividad, resistencia, capacidad de sufrimiento, gran dominio técnico, y mucha, mucha valentía. Espectáculo puro. Deporte del bueno. Nunca había visto una competición de mountain bike, de ningún tipo, y esta no me defraudó.
La mañana del domingo, nos plantamos allí mucha gente, no sólo del mundillo de la bicicleta, a disfrutar de esta prueba. Gran ambiente.
El día anterior habían participado los niños y niñas de las escuelas de ciclismo. Entre ellos estaba Marta, la niña de Javier Lozano, a la cual me habría gustado ver, y que hizo una gran carrera, pero me fué imposible acercarme.
La prueba Elite, que fué la que ví, fué dominada por los 2 corredores del Orbea, Iñaki Lejarreta y Rubén Ruzafa (actual campeón de Andalucía de duatlón), junto con Carles Coloma. Este último tuvo un problema en la 3ª vuelta, que hizo perder la estela de los ciclistas del Orbea, entrando finalmente en 3ª posición.
Respecto a los onubenses, los hermanos Macías (Carlos y Javier) volvieron a demostrar el nivel que tienen, entrando en meta en 6ª y 7ª posición, haciendo una grandísima carrera. Lucas, otro de los onubenses, que este año participó en el duatlón de Huelva, hizo una meritoria carrera, a pesar de los problemas físicos que arrastraba, entrando el 22º en meta.
En categoría femenina, prueba que no pude ver, nuestra Bea entró en 5ª posición, demostrando su calidad y su espíritu competitivo. La semana anterior había estado enferma, recuperándose a última hora.
Estas pruebas, sin duda, habrá que apuntarlas en el calendario, no para participar (mi nivel en BTT no pasa de cicloturista), sino para disfrutarlas animando y siguiendo a estos valientes.

video

jueves, 25 de marzo de 2010

¿Por qué haces triatlón?



Hace algunos años. No muchos, fue una pregunta que me hizo mi madre. Bueno, más bien fue, “pero Juan, ¿para qué corres?”. Sería el primer o segundo año que practicaba triatlón, y había pasado de hacer un solo deporte, en esa época era la natación, a ir de un lado a otro, con la mochila, la bicicleta, cambiarme rápido para que no me cerrara la piscina y pudiera correr algo, o hacer algo de pesas en el gimnasio. Todo el día con prisas, pero disfrutando. No supe responderle en ese momento, y me fui a nadar. Durante ese entrenamiento, al igual que en otros muchos que hago en la piscina, le dí vueltas a eso que me había preguntado, y encontré muchas respuestas.
- Variedad a la hora de entrenar.
- Posibilidad de practicar tu deporte en un entorno natural.
- Progresión desde el primer día.
- Mejora notablemente tu condición física, con menor riesgo de lesiones.
- Conoces y te relacionas con deportistas tanto de triatlón como de natación, ciclismo o atletismo, lo que te da una visión más amplia.
- Variedad de pruebas, distancias, que te permite encontrar tu sitio en este mundillo.
- Viajas, y cuando lo haces, conoces los lugares de otro modo (no solo compitiendo). Corres, nadas y pedaleas donde posiblemente nunca lo hubieras hecho,…

Siempre me atrajo este deporte, y un par de años antes de hacer mi primer triatlón (agosto de 2003), leí un libro que me despertó las ganas por conocer y practicarlo algún día. Se titula: “TRIATLÓN. Técnica, táctica y entrenamiento” de Wilfried Releer (Editorial Paidotribo). Aunque ya está algo desfasado, es muy completo, y recomendable, tratando todo lo que rodea a este deporte.

A pie, no hice mi primera carrera hasta finales de 1999, corriendo la Ruta del Jamón (23 km), siendo por tanto un “gran bautizo”, y allí ya me empecé a enganchar a los deportes de resistencia. Me fascinó el ambiente y buen rollo que rodea estas pruebas. Fui con mis amigos Cepeda y Jose Mª Guerrero, y Mamen (mi mujer) y Sonia (mujer de Jose Mª). Pasamos el fin de semana en la sierra, y la verdad que tengo muy buen recuerdo. Cuando era más pequeño, había jugado a fútbol, a nivel federado, y con 12-13 años, me iba corriendo a entrenar, y volvía de la misma manera. Respecto a la carrera a pie, tenía cierta “experiencia”.
En natación, mi primer contacto fue, como cualquier onubense, en la playa. Era un deporte que siempre me atrajo pero hasta el año 2001, no practiqué este deporte de una manera seria. Esa temporada, empecé con el primer grupo de entrenamientos que se creó en el Club Natación Huelva, y poco a poco fui mejorando mi natación, compitiendo en Campeonatos de Andalucía y de España, master.
Respecto a la bici, con 18 años me pude comprar una BTT (Amerbik) en Sport-Bici. La cogía para ir de Huelva a Punta. Darme un baño en la playa, y volver. Sólo en verano. Luego varios años sin cogerla. Hasta que no empecé con el triatlón, prácticamente no hacía nada de bici.

Juanma, nuestro entrenador del Club Natación Huelva, nos habló de un triatlón que se hacía en Almendralejo (su pueblo). Era agosto de 2003, y allí nos fuimos, “engañados”, varios nadadores del club. Entre los que fuimos, iba también mi amigo Gabriel Hernández. Desde ese día, los 2, supimos que éramos TRIATLETAS.