jueves, 15 de julio de 2010

Los secretos de la roja



No creo que haya alguien que no sepa que la selección española de fútbol se proclamó campeona del mundo. En mi caso lo viví como la mayoría, con muchos nervios, ilusionado con el juego del equipo, y celebrando cada eliminatoria que pasaban, cada vez jugando mejor. La final la compartí con mi amigo Jose María (el gol de Iniesta le cogió en el WC, histórico), y Edu, en Rota. Mamen la vio a ratos, a la peque no le gustan los excesos de ruidos, aunque sean por “la Roja”.


Además del buen juego, lo que define a este grupo es su unión, el compañerismo, el grupo por encima de las individualidades, y en casi todos, la humildad. Los medios de comunicación y las multinacionales, suelen encumbrar a ciertos jugadores, endiosarlos, y en el caso del fútbol tenemos muchos ejemplos. Incluso equipos, como el Real Madrid, cuya seña de identidad, por desgracia, es esa, en contraposición al modelo Barça, cuya cantera, y estilo de juego, es la base de la selección, y modelo a seguir e imitar por selecciones y clubes.
Esto que parece tan simple, no lo es, y no es fácil, y menos en el fútbol, al más alto nivel, que se unan todas las características que tiene este grupo de deportistas, comandados por un grandísimo entrenador, que ya en su día, manejó un vestuario tan complicado como el del equipo madridista. Por cierto, al cual echaron de una manera poco “elegante”.







La suerte influye, y mucho. Este equipo, la tuvo de cara, y lo injusto es cuando esta no te acompaña, y por parte de ciertos medios, se crea la idea de que “todo es un desastre, siempre nos pasa igual", y lo que se ha hecho bien, pronto se olvida. En el europeo del 2008, esa prensa, se dedicó a criticar todo lo que rodeaba al entrenador de entonces, al igual que en este mundial, lo han hecho con algunos jugadores, y después del primer partido, con algunas decisiones técnicas. El grupo, en los dos campeonatos, estuvo por encima de cualquier crítica, y continuó con su idea de juego, y la unión de todos para conseguir el campeonato. Esa misma prensa, y esos mismos periodistas, son los que, cuando se gana, a posteriori, se apuntan al carro de los ganadores.
En los deportes de equipo, la unión y el compañerismo, son fundamentales, y en España tuvimos claros ejemplos con las selecciones de balonmano, waterpolo, y sobre todo la de baloncesto, con una figura indiscutible como Pau Gasol, que es uno más dentro de ese grupo de jugadores. Eso mismo ha sucedido con el equipo de copa Davis, en tenis, con Rafa Nadal como ejemplo de número uno que ejerce como tal por el bien del grupo.
Todo esto son valores que los pequeños deportistas, captan, y que de una u otra manera imitarán. Por el bien tanto del deporte futuro (individual y colectivo), como de la formación como personas de estos jóvenes deportistas, esperemos que sean los modelos a imitar en un futuro: Nadal, Xabi Alonso, Casillas, Pau Gasol, Contador, Gómez Noya, Samer Ali Saad, Emilio Martín, Vicente Del Bosque, Miguel Beltrán, Marta Domínguez, Gemma Mengual, Barrufet,…