miércoles, 29 de febrero de 2012

Malas compañías

       El martes, se disputaba el cross urbano de Lepe. He participado en varias ocasiones, incluso antes de hacer triatlón. Es una prueba dura, un cross donde no hay nada llano. O subes, o bajas, por asfalto, adoquines, y por suerte, mucho público y gran ambiente. Por suerte también, por las fechas en que se disputa (siempre el 28 de febrero), suelo estar más rodado, y puedo "disfrutar" algo más del hecho de correr, de intentar ir rápido.
      Es un clásico también, el hecho de plantarlo con bici al principio, y bici al final, desplazándonos desde Huelva. Nos juntamos a primera hora de la mañana, quedé con Mario Cerdán, y fuimos acompañados por otros compañeros como Ismael, Julian, Francis, aunque ellos no correrían. Emilio Martín, también lo hizo pero saliendo más temprano, ya que Alba López corría antes que nosotros.
     La carrera, era a seis vueltas, de algo más de mil metros hasta completar los 7350 m. Antes de la salida, me situo junto a Manolo Gama, que me dice que no irá a tope, así que es una opción hacer la carrera con él. Las 3 primeras vueltas, voy más o menos bien, aunque las sensaciones no son espectaculares, las piernas algo cargadas, y el pulso alto. El ritmo que marca Manolo, es alto, al menos para mí, y poco a poco me voy despegando de él, de Julio (de Ayamonte), y Enrique Huerga. A partir de ahí, el ritmo decae, aunque intento que no se me vayan demasiado. En la última vuelta me pasa un atleta portugues, y José Angel Gómez, el cual viene fortísimo, y ni me planteo seguirlo. Las vueltas a 4:02; 4:15; 4:22; 4:28; 4:32 y 4:32, para 26:12, a una media total de 3:33. De mas a menos pero que me va poco a poco dando más confianza a pie.
     El sábado se hará un test, de unos 8 km. por parte de los organizadores del circuito del "corredor completo". Otro día más para ir revolucionando el motor, para debutar en el único duatlón que haré este año. El clasificatorio de Punta Umbría del día 10.
    No son solo las carreras las que van definiendo la forma física. Las "malas compañías" ayudan, y mucho. Son necesarios, entrenamientos en solitario, pero si es posible, acercarse a otros triatletas, duatletas, corredores, ciclistas,... que te empujen un poco más, que te exijan acercarte al límite en ciertos momentos, además de más divertido, te haran mejor triatleta. Será necesario, entre otras cosas, que esas "malas compañías", esten igual de motivados que tú. Por suerte, algunos los tengo cerca, y este año, al contrario que los dos anteriores, me estoy pudiendo "asociar" más.

Grupo "doñanero", despues de competir en el clasificatorio de Madrid'09

Una de las salidas "entresemanales" de bici. Febrero 2012.