martes, 25 de septiembre de 2012

Triatlón de Punta Umbría, punto y aparte...

Tras una semana muy complicada, que me hizo dudar si participaría en el triatlón, me planté finalmente en la salida, con muchas ganas de volver a sentirme triatleta. No participaba en uno desde el de larga distancia de Posadas a finales de junio. Retiro "voluntario", que a partir de ahora se convierte en obligado, pero que no hará sino valorar más todo esto. 
Competir en casa, siempre es un plus, además lo hacían varios amigos de siempre, alguno como Andrés con el que he compartido mucho en otros momentos, y que el triatlón nos vuelve a juntar. Mario y Jose, ya son "casi veteranos". Suerte a los tres en Sevilla, donde volveran a disfrutar de este gran deporte.
 Record de participación, 400 triatletas, con una salida para federados y otra para no federados. El mar con resaca, y mucho oleaje, haría que la natación, sin neopreno, fuera muy dura. Dan la salida, después de varios "amagos", e intento "pasar las primeras olas" de la mejor manera posible. Tengo a Pedro Lumbreras delante, y en los primeros metros voy tras él. Poco dura esto, aunque veo que no voy mal situado antes de la primera boya, teniendo cerca a mi colega portugues, Nelson Mestre. Buen referente. La natación fue de "fuerza", y de saber nadar en un mar que no lo hacía fácil. El vivir cerca de la costa nos favorece a los que tenemos la suerte de nadar más a menudo en el mar. Saber sortear las olas, aprovecharlas en la salida del agua,... A partir de esa primera boya se puede nadar mejor, voy a pies de Nelson, en un grupo de 7-8 triatletas, en algún momento me pongo en paralelo a él. Llegamos a la orilla, y toca correr rápido, he salido con gente que nada bien, y hay que aprovecharlo. Parcial 25º del agua, en poco más de 13'.
La transición la hago más o menos rápido, pero se me van unos metros. El primer kilómetro de la bici lo hago con un pie fuera de la zapatilla, y así me llego a poner a ¡¡¡51 km/h.!!!.
Me doy un importante "calentón", y consigo enganchar con el grupo. Me calzo, y veo que la cosa va "parada". Necesito recuperar el aliento, y al poco intento que la cosa se anime, aunque mi poca bici de las últimas semanas, no me permitirá muchos alardes. Al llegar al primer giro veo que vamos entre los 20 primeros. A unos 30" viene un grupo de unos 12 triatletas, entre los que van gente rápida a pie, como David Callejón, Salvador Díaz, Roberto González o Carlos Martínez Herranz. Mi grupo sigue conformista, evidentemente nos iban a coger. Aún así, entre varios intentamos acelerar la marcha, aunque tímidamente. Una pena perder la ventaja de algo más de 1' que les sacamos a varios de ellos en el agua. En la última vuelta nos dan alcance, y a partir de ahí, me situo a mitad de grupo, reservando el poco "gas" que me queda. Vamos un pelotón de unos 30 triatletas, y la transición no será fácil. Llegamos a boxes, haciendo el parcial 45º, en una mala bici, por el grupo con el que fuí.
 Salimos a correr, y lo hago a cola de grupo, remonto puestos pero las sensaciones no son buenas. Me noto "pesado" y aunque pienso que poco a poco correré mejor, no sucede. Curiosamente, si algo he podido entrenar en condiciones últimamente, es la carrera a pie, siendo donde realmente me notaba fuerte, y con la referencia de la "Nocturna" onubense donde corrí a buen ritmo y con grandes sensaciones. Sin embargo, en triatlón, lo que vas haciendo se ve influenciado por lo anterior. Mi "poca bici", me hizo correr mal. Hay que entrenar la bici, entre otras cosas, para poder correr bien. Hay que nadar, para poder pedalear y correr bien. Todo se ve influenciado.
La recta final de meta con un ambiente espectacular. Muchísimo público. Entro en el puesto 23º de la general en 59:06, haciendo el parcial 21º a pie, con 17:01.

Gracias por los ánimos, las fotos, el apoyo. Llegarán nuevos retos. Hasta pronto..........