domingo, 17 de febrero de 2013

Preámbulo



No hay mejor manera de poner la guinda a la preparación de una prueba como la maratón que como hicimos el sábado, con una barbacoa... Gracias a nuestra compañera Cristi, su marido y sus peques que nos obsequiaron con este día, en la visita a su tierra para participar en el cross del "Corchito", todo un clásico.

Inmerso en las "tappering weeks, los detalles son los que hay que cuidar. Bajada de volumen que se hace patente en esta semana pasada, con toques de intensidad que mantenga el tono muscular y la mentalidad competitiva. Dos días de descanso total que me han venido genial, y dos días de calidad con series de 2000 y el cross, donde me noté muy bien, y "fresco" de patas y cabeza. Lo mejor el rodaje de este domingo, con un grupo excepcional de atletas y sobre todo, grandes compañeros. Salimos todos juntos, y luego formamos grupos según los intereses de cada uno en este día. Manolo Gama, Juan Olmedo, Pablo Moriña, Miguel Ruíz, Miguel Beltrán, Fakki, Chema,...

Para esta última semana, el descanso tendrá aún más relevancia. En principio, la semana se plantea con un lunes de nado (para no olvidarnos lo que es eso), un martes de un rodaje fácil, un miércoles de series de 1000 a ritmo algo más rápido que el de la prueba, jueves de descanso o agua, viernes de descanso total y recogida de dorsal, sábado de rodaje de 25'-30', y domingo de maratón...

Y detrás de todo esto, otras 16 semanas de días buenos (por suerte la mayoría), de otros muy buenos (menos), algunos regulares, y alguno que otro malo. El aviso de alguna posible lesión, de notar que tensaba demasiado, de acabar el día agotado, poco descanso y poco sueño, frío, dolores articulares y musculares al empezar a calentar que se difuminan con el paso de los kilómetros, notar que el cuerpo empieza a responder bien y cuando quieres ir lento en los rodajes tienes que poner el freno, charlar de política y reirme con los chistes de Miguel "el bichaco" mientras rodamos a poco más de 4', las series compartidas con un crack de la maratón como Pablo Moriña, los consejos de Juan Iglesias y Miguel Beltrán, los entrenos con Manolo Gama y Juan Olmedo, el acabar sintiéndome atleta corriendo un día sí y otro también,... y sobre todo, la ilusión por otro reto compartido con mis nenas, que me ha servido para conocerme aún más.

Pase lo que pase, iremos a disfrutar. Eso no nos lo quitará nadie,
ALLÁ VAMOS



2 comentarios:

Luis Jesús Álvarez Serrano dijo...

Qué bien pinta la cosa, Juan. Estoy seguro que sí te acompaña la poquita de suerte que hace falta para todo, vas a hacer una gran maratón. Salvó contingencia, iré a verla con la familia, haré mis cálculos para estar muy pendiente y verte.

Juan González dijo...

gracias Luís! ya tengo ganas de que den la salida y "disfrutar" de todo lo entrenado. si no puedes ir, tienes la opción de seguirla por internet. la organización ha colocado cámaras en distintos puntos de la carrera. un abrazo colega