lunes, 25 de noviembre de 2013

FONDISTA


Frío y viento nos acogió en la última prueba del Circuito Provincial de Gran Fondo. Llegué lo mejor que pude, no es una fecha que en mi época triatlética me viniera bien, incluso en muchas ocasiones lo hice sin optar al circuito, al no correr el número mínimo de pruebas. Este año, como tocaba correr, pues eso, llegamos...

 La salida, rápida, posicionó a los que disputarían el pódium, con el resto. En ese segundo grupo iba, a más no podía aspirar. Cerca, gente conocida, y que corre... No vamos mal. Los primeros kilómetros los hago "fáciles" y en compañía. Entre otros, Marco Antonio González (carrerón que hizo), y Oche Muriel (este iba con el freno de mano echado). Primeros km en 3:32; 3:34; 3:30; 3:39; 3:31; 3:34,... El viento aún no castiga. A partir del km 6 comienza lo bueno, me caigo algo del grupo en el que iba, y metro a metro, veo como se van. Mi ritmo no es que decaiga, sino que hay un cambio de ritmo que no sigo, le pido a la cabeza un esfuerzo, sufrir un poquito más, pero me dice que me mantenga...

Este es un deporte de eso también, de luchar con tu mente, de pedirle más, y a veces, esos momentos de dureza, si los consigues gestionar, te dan la carrera. En esta, y aunque no conseguí mantenerme en el grupo, me devolvió las benditas sensaciones.


Del km 6 a meta, SOLO, a excepción de un par de km que hice con un atleta portugués, en la zona más dura del circuito, con un viento frío de cara que te rompía totalmente el ritmo.

Antes de llegar, y viendo las opciones de optar al pódium en mi categoría en el circuito, veo a Ángel Romero (atleta del Rincón) cerca. Intento no irme mentalmente de la carrera, no perder más posiciones, y bajar de la hora en esta prueba... A falta de dos km se que lo conseguiré. Disfruto de los últimos metros, 14º de la general, 59 minutos 40 segundos sufridos y disfrutados, 2º en categoría veterano.

Sin duda soy "fondista", si de algo puedo decir que destaco, es de esto. Mejor o peor, pero mis fibras lentas, se imponen a las rápidas. También mi forma de ver la vida, mi idea de como hacer las cosas, y lo que más me gusta va en este sentido.
Me hubiera gustado compartirlo con mis peques, subir con ellas a recoger el trofeo, pero el día no acompañó, no vinieron a la carrera, y yo me fui sin subir, pero ahí estaba mi colega Joaquim Ramos (GRACIAS).

Ahora mini-parón de una semana, retomo de entrenos en la 2ª semana (sin prisas pero tampoco despistándome), y aprovechar mi reencuentro de sensaciones con la carrera a pie para VOLAR en la Media Maratón de Huelva, o al menos, intentarlo. Todo o nada... A ver que pasa. Luego, volver a vestirme de triatleta.
 

2 comentarios:

Luis Jesús Álvarez Serrano dijo...

Juan, felicidades, qué bueno eres, no fallas una quillo, siempre ahí por arriba!! Y aunque yo no entiendo de esto (sabes que soy un punto menos que principiante) me atrevería a decirte que no te definas ni te pongas límites. Eso de que eres fondista no lo veo tan claro, te veo de lo más versátil, ya te digo, siempre ahí arriba en todo tipo de pruebas. En fin, tú te conoces mejor que nadie, pero ahí queda eso. Un abrazo!!

Juan González dijo...

Luís, ser fondista ya es mucho. nuestra genética es la que manda... además, no quiero ser otra cosa.
A ver si quedamos los colegas estas Navidades, y me contáis tú y Javi la batallita del Zumajo. ya vi alguna foto. un abrazo, futuro triatleta ;)