martes, 15 de abril de 2014

Triatlón sprint de Quarteira


En el calendario triatlético onubense, tenemos la prueba sprint de Quarteira como un fijo. Gran fin de semana, que como en mi caso, puedes compartir con la familia.
No llegaba muy bien, y menos para una prueba así (750-20-5), tan agónica desde el inicio. En las últimas 2 semanas he intentado nadar más, metiendo algo de "calidad". También probé el neopreno, aquí se nadaría así, y muy posiblemente en Ayamonte, donde espero estar más "enchufado".
A pesar de no estar muy metido en la prueba, de no ir con mentalidad sufridora, al ponerte el dorsal, ya se sabe, acabas activándote. El primer triatlón del año, también es el que menos sensaciones positivas transmite.
El nivel de la prueba fue altísimo, era campeonato de clubes de Portugal, estando lo mejor de nuestro país vecino. Españoles muchos y también de muchísimo nivel, entre otros, nuestro amigo Samer Ali Saad, 3º clasificado absoluto final. El vencedor fue Bruno País, hasta hace dos días compitiendo con Noya y los Brownlee, un viejo rockero, gran triatleta, fortísimo en bici, de los de las remontadas en las Series Mundiales.
Los primeros metros de la natación se me atragantaron, malas sensaciones, agobio, y hasta la primera boya, a unos 250 metros, no conseguí nadar bien. A partir de ahí, con un ritmo que me es más familiar ahora mismo, pude nadar disfrutando de la prueba.
La transición, en el camino a boxes fue duro, pulsaciones altas, no puedes perder el grupo... Algo como el quitarme el neopreno, que normalmente sale sin problemas, fue lo que hizo que perdiera el grupo con los que nadé. Me tuve incluso que sentar en el suelo para que saliera.
No muy buen grupo conseguí en bici, y entre mi poco bagaje en bici, y mis compañeros de viaje, hizo que nos cogiera otro pequeño grupo donde iba mi compañero Mario Cerdán. Gran carrera la que hizo, con dificultades para poder entrenar la carrera a pie, ha dado un salto de calidad en los tres segmentos, demostrando una mejora importante. Tener un rival así, que sobre todo es amigo (de los muchos que me ha dado el deporte), motiva más. Gran Mario.
A pie fue donde mejor me noté, y tras una buena T2, salí a correr con ganas, remonté varios puestos, para entrar el 69º de la general, y 2º de la categoría, compartiendo pódium con otro amigo, David Caldeirao, triatleta portugués que enfila sus semanas más importantes para su gran reto. Estar en Hawaii en octubre, previa clasificación en el Ironman de Frankfurt. Ánimo David!!!!