martes, 26 de agosto de 2014

Campeonato de Andalucía de MD (Posadas)





El domingo se daba la salida al triatlón de media distancia (1.900-90-21) de Posadas, también conocido como "Calima", el cual iba a ser Campeonato de Andalucía. Era de las fechas marcadas en el calendario, por ser donde era, por lo que significaba, y porque básicamente, es en verano cuando puedo sacar algo de tiempo para entrenar y preparar más o menos como me gusta, una prueba de este tipo.
Muchos madrugones, pero con gusto, y poco a poco iba definiendo mi estado de forma. Competí muy poco, o más bien nada, no porque no quisiera, sino porque así se planteó, cuando había algo, no podía. No es lo que prefiero pero es lo que hay. De todos modos, como digo, los días pasaban y mejor o peor, cumplía.
La natación fue la gran sacrificada, y los entrenos acuáticos se sustentaban en la piscina comunitaria de 15 metros... y algún día familiar en la playa. Fue en un viaje a Menorca donde acumulé más metros en sus preciosas calas, disfrutando una barbaridad.
El plantel de salida era de un digno campeonato de Andalucía, y en mi grupo de edad varios candidatos, aunque uno que para mí era el favorito, y a la postre vencedor, Antonio García Moreno. Además, y aunque no entraría en la pugna por el título, también competía mi amigo y gran triatleta portugues, David Caldeirao.
Me desplacé con mis compañeros de club Rafa Amazares, Francisco Gutierrez, Pablo y Celso Moriña, lo que hizo mucho más llevable los momentos previos, y el post-carrera.
El pantano donde nadamos suele ser una "piscina", pero el día de la prueba se presentó bastante movida el agua, con mucho oleaje. Eso unido a la lejanía de la primera boya, hizo que fuera una complicada natación. Salí fuerte e intenté seguir pronto unos buenos pies. Me costó coger ritmo, y por momentos no sabía si iba bien colocado. Frecuencia de brazada alta, debido también a que el oleaje no permitía otra cosa. No fuí del todo cómodo hasta que de repente veo que un triatleta viene nadando desde atrás y me limito a seguir su ritmo. Ir a sus pies me ayuda a coger a un pequeño grupo delantero, y su ritmo así me es cómodo. Al llegar a la boya y girar se que es donde me mantendré hasta el final, no me desgasto en exceso, y mi duda es saber si no habremos sido demasiado conservadores, aunque mi bagaje de entrenos en el agua no me permite ser "valiente".
Salgo del agua, y veo el garmin que me marca 37:35, y me parece una barbaridad, ¿nadé mal?... Veo con quien estoy saliendo, y sin duda, el nado fue mejor de lo que esperaba, y es que nadamos unos 2.400 metros...
La transición es algo larga, subiendo inicialmente una cuesta de gran pendiente y corriendo después por un largo pasillo, que al menos, facilitaba la orientación. Me subo a la bici, decidí colocarme los calcetines en la T2, y así aprovechar la referencia de con quién salía del agua. Alfonso Magdaleno, Miguel Angel Durán Rubio, y David Benavente son algunos de ellos.
En los primeros kilómetros intento coger ritmo, y aunque al principio las piernas van algo "frías" parece que no será un mal día. Poco a poco me voy notando mejor, y en algún momento pienso en si me estaré colando. El ritmo es alto, pero me mantengo bien. En el km 22 se incorpora Antonio García, que salió un minuto más atrás en el agua. Para mí la referencia. Hasta llegar a Hornachuelos en la primera vuelta, la velocidad media es de más de 38 km/h., y es en la bajada que hay en el pueblo, donde me quedo cortado... Era el km 45, y con facilidad pierdo la referencia visual. Empiezan los pensamientos negativos, y la primera crisis... Queda mucha prueba y me centro en coger de nuevo ritmo, aunque ya voy notando el esfuerzo de la primera parte de la bici. Salvo con dignidad los últimos km, y los 10 finales se me hacen eternos, con el viento de cara. 2h.34'41" para los 90 km, transiciones largas incluidas...
Me coloco los calcetines, y cojo los dos geles que dejé para la carrera a pie. Desde las primeras zancadas noto cargadísimos los cuadriceps, y se que será una carrera a pie dura. Delante de mí se han bajado al menos 4 de mi grupo de edad y toca remontar. Los primeros km los hago rápidos para lo que será mi ritmo posterior, 3:41, 3:44, 3:51,... y en el 4º km me tropiezo al suelo y caigo... un poste de madera atravesado en el carril hace que bese el suelo. Rápido me levanto y aunque tengo ensangrentada la rodilla, no tengo dificultad al correr. El ritmo decae, y se situa un poco por encima de 4'. El calor es sofocante pero los muchos voluntarios y la gente del pueblo, hacen que estes continuamente hidratado por dentro y por "fuera"...
Mi ritmo en algunos momentos se situa sobre 4:30, y sobre todo cuando coincide con alguna subida, se me está haciendo dificil la carrera pero poco a poco, mis iniciales pensamientos de abandono se van, y me noto corriendo con más fluidez. Adelanto a dos de los tres triatletas de mi grupo de edad, aunque uno de ellos, se mantendrá hasta el final de la prueba muy cerca mía. A falta de dos kilómetros, adelanto a David Caldeirao. Ya solo queda Antonio Moreno, aunque se que la distancia que me saca es insalvable. Aguanto hasta el final mi puesto, y sufriendo pero disfrutando en muchos momentos también, llego a meta con 1h.31'29" en la carrera a pie, entrando el 21º de la general y consiguiendo el Sub-Campeonato de Andalucía en mi categoría.
Una carrera muy currada no solo el día de la prueba, sino también en el proceso, con un gran nivel, lo cual le da para mí, un valor añadido. No fue fácil.

¡Gracias!

4 comentarios:

Francisco Javier Mora Albarracin dijo...

Eres el mejor Juan. Gran triatleta y mejor persona. Es de admirar todo lo que haces, enhorabuena maquina, un fuerte abrazo

Juan González dijo...

Qué bien me preparaste la máquina! un abrazo Francis y muchas gracias

Anónimo dijo...

Enhorabuena currante!
Javier Lozano

Juan González dijo...

Gracias Javier! Un abrazo