lunes, 1 de junio de 2015

Campeonato de Andalucía de triatlón (1900-90-21)


Sin duda creo en el poder de la mente para en momentos de crisis, hacernos desistir o seguir luchando. Podemos estar muy preparados para afrontar un reto, el que sea. Una entrevista de trabajo, un examen, o como es el caso, una competición deportiva, se pueden ir al traste porque la cabeza ese día nos dice que NO.

El Campeonato de Andalucía daría fin a una primera parte de la temporada, y creo que de un ciclo en mi "corta" trayectoria triatlética. 
Afrontaba su preparación con los hándicaps habituales (también entre muchos compañeros), y desde mi propia visión como deportista-entrenador. Tenía ganas de hacerlo bien. Poco a poco iba consiguiendo llegar a un buen estado de forma, disfrutando cada vez más entrenando. Sobre todo a pie. Nadando, a base en las últimas semanas de series cortas, me estaba sintiendo con esa "chispa" necesaria para afrontar el nado bien.
En bici, el poco kilometraje me hacía dudar, junto con estar un mes con la rueda de atrás frenada, hacía que las sensaciones, como es lógico no llegaran... Al final, llegaron.

El día de la carrera me levanté con ganas, y algo de nervios, algo que considero fundamental para estar enchufado. A las 15:30 daba la salida al Media Distancia (1900-90-21), Campeonato de Andalucía. La natación a dos vueltas. Como siempre, en los primeros metros se reciben golpes, pero a partir de la primera boya comienzo a nadar mejor, consigo nadar con fluidez, intentando seguir algunos pies que se me van. Me quede cortado de un grupo, y ya todo el agua la hago en paralelo a otros dos triatletas, llevando a pies a un pequeño grupo. Me noto bien nadando, y se puede decir que disfruto... El nado se hace largo, y es que al final nadamos 2200 metros. El ritmo según el GPS es de 14:34 el mil. Contento con el agua...

La transición es larga, voy con ganas a afrontar los km en bici. Desde el primer km noto que no voy, pero pienso que es cuestión de tiempo, que las buenas sensaciones llegaran. Intento ser regular en cuanto a los geles a tomar (5 en bici), e hidratarme bien, aunque tanto el agua, como la isotónica que llevo en la bici ya están calientes, lo cual dificulta asimilarlos.

Pasan los km y no voy bien, hace mucha calor y el viento nos está castigando. La bici es a una vuelta los 90 km (fueron algo más). Los avituallamientos los necesito cada vez con más urgencia, la boca seca. La media no está siendo alta, y sobre el km 55 paso una crisis de verdad. Pensamientos negativos, que duran unos 10 km. Me cuesta mantener la posición acoplado, teniendo molestias en la zona lumbar. Pedaleo de pie, acoplado,... Deseo llegar a la t2 cuando antes, y empiezo a dudar si seguir.

Entro en boxes, mareado, empiezo a correr y me digo a mi mismo que tenemos un rodaje de 21 km, no me exijo al principio. Sin embargo voy bien de ritmo, sin forzar. La carrera a pie poco a poco la empiezo a disfrutar, y el cuerpo, aunque tardó, comienza a responder sobre el km 7 de la media maratón. Me hidrato y refresco echándome agua por encima, constantemente. Los últimos 3 km se hacen duros por lo que encima llevaba, pero satisfecho entro en meta, por la actitud, por no rendirme y abandonar, a pesar de que hoy era un día de no ir... Al final, sin ser lo más importante, llega un pequeño premio como es el pódium en la categoría. Finalizando 3º de Andalucía. Una medalla, muy currada.


2 comentarios:

Daniel De Vayas dijo...

Amigo Juan

Que decirte, que despues de tantos años te veo por estos lares de internet y veo que te has convertido en todo un atleta y sobre todo que despues de leerte noto que disfrutas con lo que haces y no hay nada en esta vida mas reconfortante que eso, el poder hacer algo que te satisfaga y que te llene de verdad de lo cual me alegro enormemente.

Juan un abrazo enorme amigo de corazon y me alegro enormemente de ver hasta donde se puede llegar con esfuerzo.
Un abrazo amigo

Fdo: Daniel de Vayas

Juan González dijo...

¡Qué alegría Dani! Hace tiempo que no nos vemos, pero algo sabía de ti. Estuve con tus padres no hace mucho, y pude saber que es de tu ida. No estamos tan lejos, así que espero que pronto nos veamos. Como dices, disfruto de lo que hago. Al final, eso es lo importante. Un fuerte abrazo amigo