domingo, 10 de octubre de 2010

José Manuel Pérez Rodríguez "Chema"


Con una gran clase encima de la bicicleta, corredor a pi de gran nivel, Chema ha destacado desde el principio en un deporte tan exigente como el duatlón, debido a sus cualidades y su capacidad competitiva. Inteligente en carrera, de él se puede aprender mucho. Un referente y un amigo.

Nombre y apellidos: José Manuel Pérez Rodríguez.
Fecha de nacimiento: 03/03/1974.
Clubes: Club Punta Umbría, Trial-andalus, ADS, KTK Ayamonte, Aquaslava Servicon, Colegio Añoreta.

¿Qué deportes practicabas en la escuela?
Cómo casi todos los chavales de nuestra quinta fútbol y en todos lados, defensa, delantero, vamos donde estuviera el balón. También hice mucho voleibol y correr por correr lo hacía muy poco. Hasta que empecé con la bici sobre los 14 años.

¿Por qué y cómo te inicias en el mundo del duatlón?
Pues, por medio de un amigo mío. Un día que entrenábamos en bici, me dijo que el fin de semana se iba a celebrar en La Palma un duatlón, que si nos acercábamos. Ya por aquel entonces ya corría algo después de haber preparado las pruebas de INEF, y no me dio miedo decirle que para delante. Finalmente quedé 7º de la general.

¿Has tenido algún entrenador en tus años como duatleta?
Este amigo que me animó a mi primer duatlón fue mi primer entrenador. Me gustó la experiencia de La Palma y le propuse empezar a prepararlo a conciencia. Después he estado asesorado por varios entrenadores. Siempre le daba mis retoques porque siempre creo que he sabido escuchar muy bien a mi cuerpo, a mis sensaciones.

Te proclamaste campeón de Andalucía absoluto de duatlón en el año ¿cómo se desarrolló esa competición?
Fue una carrera muy bonita, a partir de aquel año empezaron a disputarse los duatlones con drafting y para mi realmente desapareció, ya no es lo mismo. El primer 5mil empezó muy fuerte, tirado por Jesús Borrego y Sergio Lorenzo, yo mantuve un buen ritmo que me permitiera no asfixiarme esperando a la bici. Antes de salir del pueblo hacia en pantano de Corumbel ya me puse en cabeza. Empezó a llover muchísimo. Yo sólo pensaba en dar pedales y sacar diferencia. Llegando al pueblo miro hacia atrás y me puedo percatar que viene un corredor acercándose. Resultó ser Antonio Custodio, un portugués muy bueno que lo tienes que conocer porque hace larga distancia. Esto me tranquilizaba a media porque sabía que auque me ganara, el campeonato de Andalucía era mío, pero yo quería ser campeón de Andalucía ganando. La carrera era en un circuito con un repecho del 10%por lo menos que en la primera carrera había que subir dos veces y lógicamente en la última una. Antes de empezar la pendiente Custodio se acercaba y conforme subíamos lo sentía detrás de mí. Estoy seguro que pensaba que me iba a rendir al coronar y que así terminaría pasándome y ganando, pero fue al coronar cuando más apreté en busca del cono de vuelta que estaba a 100 de la cima. Yo sabía que estos metros eran los que me quedaban por hacer a muerte, ya vendría la bajada para respirar, ahí los dos iríamos igual de rápido. Le saqué unos metros que fui incrementando hasta meta, al campeonato.

Has competido contra los mejores duatletas del panorama nacional, ¿a quiénes recuerdas cómo “especialmente complicados de vencer”?
Tanto a Rubén Bravo, que sabe leer muy bien las carreras y saca el 110% de su condición. También muy complicado Sergio Lorenzo porque desde que empezaron a dejar rueda la última carrera es la que valía y tiene una última carrera muy rápida. Había que castigarlo mucho en la bici.

¿Qué cualidades crees que son las principales para rendir en un deporte como el duatlón?
Hoy por hoy, una muy buena carrera, por eso el duatlón de antes era otro duatlon. Con los circuitos de bici que hay, todos demasiado fáciles, la bici es un puro trámite para los que tienen buena carrera final. Tienen que esperar a rueda para dejar la bici y correr hacia meta, después de haberse aprovechado del trabajo de otros. Es otro duatlón. Antes tenía que defender su ventaja de la primera carrera con una bici al menos aceptable que no lo doblegara y que le dejara fuerzas para correr igual de rápido al final. Siendo un buen corredor, fomentar la potencia anaeróbica, al igual que lo hacen los mediofondistas que te da una última transición estratosférica.

Provienes del ciclismo, ¿variaste mucho la forma de entrenar la bicicleta cuando comienzas a competir en duatlón?
Me encanta la bici más que cualquier deporte. Aunque tuviera que entrenarla de otra manera no dejaría de hacerlo de cómo lo hago. Me gusta sentir sensaciones y no estar pendiente de pulsómetro ni nada.

¿Cómo orientas la temporada, en que mes empiezas a entrenar? ¿Planteas varios picos de forma?
Intento, mantener la forma sobre el 70%, algo fácil cuando uno está motivado. De esta manera conforme va saliendo el calendario, el cual es muy variable, me da margen para buscar objetivos, por lo que en cierta manera te debería contestar que sí.
Dentro de tu planificación, ¿incluyes el trabajo de fuerza en gimnasio?
En pretemporada meto gimnasio trabajando fuerza submáxima, el resto del año procuro trabajarla de forma específica en la aplicación de los gestos propios de cada deporte (desarrollos grandes en bici, subidas a pie…)

¿Qué importancia crees que tiene el “entrenamiento invisible” (descanso, alimentación, estiramientos, masajes,…) a la hora de rendir en deportes como el triatlón y duatlón?
Es en muchas ocasiones el que marca la diferencia entre duatletas y triatletas, con casi las mismas cualidades. Es fundamental. Un auténtico máquina, sin cuidar estas cuestiones, tarde o temprano cae.

¿Qué máximos volúmenes sueles acumular en periodos de máxima carga?
Realmente no tengo calculado los volúmenes, pero si que te puedo decir que no soy de los que acumulen mucho volumen. Intento que prime la calidad.

¿Entrenas en pista durante la temporada, o haces el trabajo de calidad a pie de alguna otra manera?
Ahora mismo por circunstancias no me queda más remedio que meterme en la pista al no tener mis queridas rectas camino de la playa en Ayamonte. Donde estoy residiendo por trabajo no tengo ni 1km plano, por lo que cuando tocan series me tengo que meter en la pista, pero no me gusta y no la recomiendo.

Rafa Moreno, triatleta cordobés hasta hace un par de años vivía en Ayamonte, ¿solías entrenar con él?
Sí. Los rodajes a pie intentábamos coincidir y alguna que otra sesión de calidad la cuadrábamos aunque tuviéramos ritmos diferentes. La bici si que intentábamos coincidir los días y los tipos de entreno.

¿Cuántos días sueles plantear para el “tappering” previo a una competición importante?
Ahora con el tiempo y la experiencia de muchos años compitiendo he adoptado unas pautas más relajadas. Tengo claro que tengo que llegar con ganas y descansado, si esto requiere descansar dos días pasivo lo hago, si he “templado bien” antes de una carrera en la que pretendo dar lo mejor, hago entrenos muy suaves, el penúltimo día pasivo y el de antes una carrera suave de 30 minutos siento la facilidad de piernas que me deje la cabeza tranquila.

¿Entrenas con la BTT durante toda la temporada o sólo en momentos puntuales de la temporada?
Sólo en momentos puntuales, como cuando voy a disputar el circuito de ducros o tricros, pero no mucho porcentaje. 70% carretera 30% BTT buscando zonas más o menos técnicas.

¿Cuál es la competición de la cual tienes mejores recuerdos?
El campeonato de Andalucía Olímpico celebrado en Encinarejo, con muchos corredores de la Blume. Ganó Merchán y yo me metí 3º absoluto andaluz al quedar 4º de la general a 50metros de Rubén Bravo. 2º se metió Benito de Torres, internacional en Duatlón muchos años.

¿Hay alguna competición en la cuál aún no has tomado parte y te gustaría disputarla próximamente?
El Titán en la sierra de Cádiz.

En el año 2004 participaste en el triatlón de Guadalajara, ¿cómo fue la experiencia?
Fue una experiencia dura y llena de anécdotas. El viaje lo hicimos dos días antes. Cuando íbamos llegando al pueblo donde nos hospedaríamos (Sacedón), era de noche y al pasar yo a ocuparme del plano nos empezamos a alejar cuando estábamos al lado. Al llegar pudimos ver que el hostal estaba al lado de la plaza del pueblo que estaba de fiestas y donde estaba instalado un escenario para la celebración de sus fiestas. Las dos noches previas me llevé, con las respectivas orquestas tocando a bombo y platillo a 100 metros de nuestra ventana.
Ya el día de la prueba que como sabes, se llega de noche al pantano, cuando me dispongo a preparar el material, me percato que me he olvidado las gafas en el hotel, por lo que me pongo a pedir gafas de sobra al resto de triatletas. Por fin Héctor Llanos sale en mi ayuda y me pasa unas que tiene de repuesto, lo que me dio la escusa para después de la prueba, buscarle para darle las gracias, entregárselas y felicitarlo por el recital que había dado, marcando un parcial de 42 km/h después de salir del agua con Iván Tejero. Por mi parte, salí el 95 del agua nadando a 1¨37”. Había nadao a la semana 1500 metros 3 días. En la bici remonté hasta el puesto 19 y me tomé tan sólo un gel, y en los 21 km finales empecé a coger gente que por novato y falta de avituallamiento hizo que perdiera los puestos adelantados. Iba para le puesto 19 final y me adelantó en el último km Sergio de Torres, que años después fuera podium en el campeonato de España de larga.

Esta temporada has participado en varios triatlones cross con muy buenos resultados,
¿vas a enfocar tus entrenamientos hacia el triatlón o seguirás participando en duatlón?
Posiblemente, si me encuentro motivado, prepare la temporada de duatlon empezando por los duatlones cros y siguiendo con los de carretera, sin salir de Andalucía y sin dejar de nadar para intentar hacer más cosas en el triatlón, posteriormente.

¿Crees que harás algún triatlón distancia IRONMAN (3800-180-42) en un futuro?
Lo admiro mucho, pero creo que no llegaré a hacerlo hoy por hoy. No me siento ni con capacidad ni con tiempo.

¿Qué consejo le darías al que se inicie en el triatlón y duatlón?
Que sobre todo intenten disfrutar y no pierdan el norte de las cosas realmente importantes para ganarse la vida con este deporte hay que valer muchísimo y después caer en buenas manos.

¿Cómo compaginas tu paternidad con los entrenamientos?
Cómo puedo en cada época del año. En verano madrugando mucho y en invierno pasando mucho frío y contando con la tarde noche y luz de farola. No sólo es la paternidad, también el compromiso con la pareja.

Estudiaste la carrera de Educación Física, ¿qué recuerdos tienes de esos años en la Facultad?
Pues fue una etapa realmente gris para mí, ya que mis pretensiones eran estudiar medicina y terminé en la diplomatura creyendo que me iba a encontrar un curriculo más parecido a lo que nos encontraríamos en INEF y me topé con mucha pedagogía, psicología, etc…