miércoles, 9 de marzo de 2011

Abandono y buenos entrenamientos


Semana extraña, la última. La lluvia condicionó lo que tenía planificado.
El sábado era el duatlón de mi ciudad. Una prueba que no sólo porque se lleva a cabo en mi casa, sino porque es un duatlón distinto a lo que te sueles encontrar, duro a pie y en bici, corriendo por un parque, con bastantes cuestas, con público cerca, y una bici variada y rompepiernas, con zonas para rodar fuerte, y subidas donde se puede romper la carrera. La organización, de 10. Y este año más. Con unas condiciones meteorológicas que dificultaron mucho todo lo que supone poner en pie esto. Gracias a Luís Montes y el club Masterhuelva, se pudo disputar de nuevo esta prueba, y que continue por mucho tiempo.
A pesar de las ganas que tenía de correrlo, el sábado por la mañana decidí no terminarlo. Al hacer el primer segmento, los primeros 5000 metros a pie, abandonaría. Me costó decidirme, pero la posibilidad de una caida en bici, teniendo Lanzarote a 11 semanas, me empujó a abandonar. No me llevé la bici, para evitar tentaciones al llegar a recoger el dorsal.
A cambio, hice un entreno importante a pie, con ese 5000, más algunos km más por el circuito de la bici, siendo testigo directo de la exhibición de Emilio Martín, a pie y en bici.
El resto de la semana, también lo condicionó la lluvia, saliendo menos km en bici de los que tenía pensado, llegando el domingo obligado a rodar en bici, sí o sí. Con lluvia, buscando carreteras poco complicadas, haciendo casi 100 km, casi todos con una lluvia, ligera pero constante.
Esta semana que entra, parece que la lluvia seguirá. El rodillo me parece que me acompañará algún día, a pesar de que lo intento evitar. No me gusta.
Por lo pronto, a pie, la cosa no va mal, con 43 km en 3 días, y sin molestias en las rodillas. Hoy, un entrenamiento de los que me gustan, por el campo (con mucha agua), con variados cambios de ritmo, y con muy buena compañía, con varios compañeros de club (Miguel Angel, Ferni, Ramón, Toni y Fran Gutiérrez). Habrá que repetirlo.