miércoles, 2 de enero de 2013

RUN, RUN, RUN


A pesar de la sobrecarga (también mental) que supone "sólo correr", las sensaciones buenas van llegando, el peso se va bajando :), y se es algo más optimista, aunque lo justo para que nos ayude en cada entrenamiento. La energía positiva debe estar presente, pero canalizándola en su justa medida.

La "San Silvestre" de mi ciudad fue un buen test, no tanto por el tiempo (10:04 para los 3.100 m.), sino por lo que me transmitió la carrera, saliendo mal, "regulando al principio y acabando muy bien, con fuerza, en un final donde a pesar de la agonía, me noté con ganas de más. No tiene nada que ver con lo que haré en Ayamonte, y sobre todo en Sevilla, pero me da un plus de moral, en una semana de no llegar muy "fresco" por los kilómetros acumulados.


Próxima parada, Media Maratón de Ayamonte...

3 comentarios:

Antonio Ruiz dijo...

Juan, casi siempre te ocurre lo mismo. Empiezas mal pero finalizas fenomenal. Anda, no te quejes tanto que eres un crack del Triatlon!!!!

Un abrazo!

Toni dijo...

Juan vas a hacer un carrerón en Sevilla. Un honor compartir un rato contigo en el previo de la San Silvestre, nos veremos en Ayamonte. Por cierto muy bonita la cabecera del blog con Martina!

Juan González dijo...

Antonio, hay que estar mal para después intentar estar bien... lo de quejarme viene de fábrica :) un abrazo figura

Toni, en Sevilla voy a sufrir como un cabr... le tengo más miedo a los últimos km, que a un IRONMAN. Martina es una experta en volteretas :), nos vemos en Ayamonte, vamos una buena tropa del club!!!!