lunes, 4 de abril de 2016

DUATLONES

 Desde que hago triatlón, y aunque el objetivo de la temporada estuviese enfocado a la larga distancia, los duatlones los he utilizado como un entreno de calidad, como una manera de distracción dentro del largo periodo de entrenamiento que en ocasiones conlleva preparar una prueba a largo plazo.

En el último mes participé en dos duatlones celebrados en mi provincia, y los cuales tenían características muy diferentes. En Punta Umbría, duatlón rápido, donde la carrera a pie marca el devenir de la prueba, con una bici en grupo donde es muy complicado sorprender. Por otro lado el celebrado hoy en Almonaster, con un circuito de gran dureza en los dos segmentos, con una carrera a pie con continuas cuestas, giros,... Y una bici, con unos primeros kilómetros complicados, y donde la lluvia hizo acto de presencia.
 En Punta Umbría conseguí podium en mi categoría, quedándo satisfecho sobre todo con los 2'5 km finales a pie, sin haber hecho un entreno específico para ello. En Almonaster, rendí bien donde quería hacerlo, y me evadí en los km más complicados de la bici, donde no arriesgué nada, y me limité a bajar con mucha precaución. En las zonas donde se podia rodar bien, lo hice y sobre todo en las subidas. A pie intenté también correr con intensidad.

Los dos duatlones, no han estado precedidos de una semana de descarga, todo lo contrario. Han coincidido con semanas de bastante carga, lo que me hace valorar más el rendimiento en los mismos.

Queda 3 meses antes del objetivo principal de la temporada, y sin duda vienen las semanas claves donde cuidar los detalles será fundamental. La motivación está alta...