miércoles, 18 de agosto de 2010

Triatlón de Lebrija y travesía a nado de Altura



El sábado pasado se disputaba la 1ª edición del triatlón de Lebrija, prueba que creo y espero tenga futuro en el calendario andaluz. Hubo algún que otro aspecto a mejorar como la “alfombra” de boxes, o el control de que todos hicieran el recorrido hasta el final del pasillo, pero en general, dejó muy buena impresión a todos los que participamos.
Desde el triatlón cross de Aracena no había competido en nada. Sí había hecho buenos entrenos, sobre todo en las últimas semanas, y llegaba algo cargado, pero con ganas de nuevo de competir en un triatlón, aunque fuera sprint. Las miras puestas en Pulpí, y la intención era ir a tope desde el principio, fuera como fuera la carrera. Fue en los pocos segundos que dura la transición de nadar a la bici, donde hipotequé todas las opciones de hacer un gran puesto. La natación fue muy buena, fuerte desde el principio hasta el final, hacía tiempo que no me sentía tan bien nadando a esos ritmos. Salí en un grupo numeroso, casi a cola, corrí rápido a boxes, incluso adelantando a 2 triatletas por el pasillo.

En esos segundos donde debo montarme rápido en la bici, tenía mal colocada la zapatilla en las calas, lo que me hizo aún más lento,… se me va el grupo, y ya no lo alcancé. Tiré fuerte, acoplado todo el tiempo, pero me fue imposible. Miro atrás y no viene nadie, así que me planteo la bici, intentando que me saque lo menos posible, ese grupo de 15 triatletas. Difícil misión, en un grupo donde iban Rubén Bravo, Antonio Ostos, Rafa Orellana, mi colega Agustín López, varios ADS,… Me lo planteo como una contrarreloj, y hasta el kilómetro 19, me lo hago sólo. A falta de 2 km (la bici tuvo 21’5 km), me coge un grupo. Con ellos entro a boxes, haciendo una T2 rápida, salgo a correr el primero del grupo. El primer km se hace duro, y noto el castigo de la bici, pero aprieto los dientes y mantengo un buen ritmo de carrera, alcanzando a 2 triatletas del grupo de 15. Finalicé en el puesto 23º de la general, contento con mi actitud en carrera, y con las sensaciones en los 3 segmentos, pero con mal sabor de boca por esa transición. Lo que no se entrena, no se mejora, y ese es de mis puntos débiles en estos triatlones de corta, y una parte importante del triatlón.

En la foto estoy con Chema, que además de amigo (estudiamos juntos la carrera de EF), ha sido y es un referente. Uno de los mejores duatletas que ha habido en Andalucía que ahora está haciendo triatlones cross, y que como se ponga con la Larga Distancia, seguro que va a tener grandísimos resultados. En estos triatlones cortos, mientras, se va fogueando.

El domingo, fuimos a la playa de Altura. Allí se disputaba una de las pruebas del circuito de travesías del Algarve. El nivel en estas pruebas es altísimo, participando muchos chicos y chicas de clubes portugueses de natación. Mucho oleaje, en una natación de 1200 metros, que se hizo dura. De nuevo buenas sensaciones nadando, sin reservarme nada. Al final hice 3º de mi categoría master, recogiendo la medalla Luís Montes, ya que me tuve que marchar antes, sin saber el puesto en la prueba. Nadé con el club masterhuelva, ya que había que estar federado en natación, y como clubes quedamos 3º en hombres, 2º en mujeres, y 1º en el global.