lunes, 13 de septiembre de 2010

Equilibrio

Triatlón: nadar, pedalear, correr. Buscar la mejora en los tres segmentos, estar bien el/los día/s clave/s. Durante las semanas de entrenamiento nos veremos muy bien nadando, pero no en bici ni corriendo. Muy bien en bici, pero mal nadando y corriendo. Geniales a pie, pero en bici no vamos y en el agua… ¿qué es eso de coger agua?. Por suerte, habrá algunas semanas, en la cuales, en dos de los segmentos, las sensaciones sean inmejorables, e incluso tendremos momentos donde nos encontremos relativamente bien en el agua, en la bici y a pie. Es lo complejo del triatlón. Encontrar ese equilibrio, esas sensaciones que no nos creen dudas. No es fácil. El tipo de prueba nos debe también hacer ver donde deben estar las mejores prestaciones, donde no podemos fallar, y donde podemos “flaquear”, pero si encontramos el equilibrio, el agua ayuda a la bici, y la bici a la carrera a pie.
Los puertos del Boyar y las Palomas, el nado en el pantano con Zahara de la Sierra reflejándose en el agua, la carretera hacia Algodonales con sus continuos “sube y baja”, el ambiente pre- y post- prueba, la recta (¡llana!) hacia la meta, el recuerdo de los días de entrenos compartiendo la misma ilusión,… Ya está aquí. La temporada se hizo larga, pero al final creo que no hay mejor manera de terminarla que esta. 26 de septiembre.