jueves, 30 de diciembre de 2010

Cambiar el mundo



Termina 2010. El mejor año, a nivel personal. No en cuanto al triatlón, que es de lo que a fin de cuentas, habla algo este blog. De todos modos, en este sentido tampoco me puedo quejar, y sobre todo, porque me sigue enganchando este deporte, competir y sobre todo disfrutar de cada entrenamiento.
No se si es porque he sido padre a finales del 2009, pero me preocupa más el futuro. También será porque me hago mayor : ). De todos modos, posiblemente sea la misma sensación que tiene cualquier padre. Por esto mismo, lo que antes criticaba, ahora lo hago con más fuerza.
Objetivamente, se puede decir que el 2010 no pasará a la historia como un buen año. Hay muchas razones para ello, entre otras, que muchos de nosotros tenemos a alguien muy cercano (o nosotros mismos), que se quedó sin trabajo, que no puede pagar su casa, que ha empeorado sus condiciones laborales,… Lo peor de todo es que quienes tienen que, o se les supone que tienen que velar por el bien de su pueblo, no lo hacen. Ni ellos, ni ninguno de los que tienen opción de hacerlo. No solo aquí.
Hay que tener mentalidad positiva. Para practicar deporte, para estudiar, para trabajar, para digerir la “basura política”, para afrontar cualquier problema. No es fácil, hay gente que tiene más facilidad, que es optimista por naturaleza, y no solo le ayuda a él/ella, sino también a quienes rodea. Yo me sitúo en un plano intermedio, estando al lado de alguien más optimista, me ayuda a que la balanza se decante por el lado +. Desde que fui padre, lo tengo más claro, tengo que serlo, sí o sí.

En este 2010, se fueron personalidades de la cultura como el cineasta Berlanga (que supo como nadie retratarnos en el cine), Enrique Morente (músico valiente, arriesgado, innovador, ecléctico, nos dejó entre otras “joyas” el disco “Omega” con Largartija Nick), Labordeta (un político de los que no hay, crítico con el poder, honrado), José Saramago (premio Novel de Literatura, pero que podía serlo de la Paz, defensor de las minorías,…). Dentro de sus posibilidades, cada uno de ellos transmitían (y transmiten) que otro mundo es posible.
Hace varios meses, un compañero del club me mandó un correo con este video, lo guardé, me gustó mucho, aclara algunas cosas, en un mundo cada vez más complejo pero en el que una de nuestras bazas debe ser el afrontar los problemas con optimismo, la cabeza alta, y mirando hacia delante sin miedo.


http://video.google.es/videoplay?docid=-5645724531418649230

FELIZ 2011. Que los sueños se cumplan, y que nadie impida que sea así.