domingo, 23 de mayo de 2010

Entrenamientos de calidad


Esta semana se presentaba difícil en cuanto a la carga de entrenamiento, con grandes volúmenes (sobre todo en bici), así como ritmos altos. Al no hacer el triatlón de Sevilla, al final de la semana quería hacer un “simulacro” lo más real posible. La pista también la “pisaría”, aunque el día en que debía hacer las series, las tuve que hacer a 35-36º de temperatura, a las 6 de la tarde, y bastante cansado del día que llevaba. Lo salvé dignamente, aunque con peores tiempos de los que pretendía. La rodilla ese día también me dolió.
La mayoría de los entrenamientos que hago, prácticamente todos, los hago solos. Entre otras razones, porque nado a las 7:00 de la mañana, y el resto (carrera a pie, o bici) cuando tengo huecos. Me es complicado quedar, o que cuadre lo que quiero hacer. Sin embargo, esta semana intenté (y conseguí) cuadrar entrenos con gente. Uno de ellos fue el del jueves, que en principio era un rodaje suave de no más de 2 horas, y al salir con Gabri, Fran Bravo y 2 ciclistas más, salieron 95 km con ritmos fuertes, y algunas subidas. Si quieres un entrenamiento suave, mejor no acercarse a gente que quiera “guerra”, y eso fue lo que pasó.
El sábado hice el entrenamiento estrella (junto con el domingo), con una salida en bici con varios compañeros del club, así como un grupo de 5 buenos ciclistas. Hicimos una ruta que me encantó por la dureza, los pocos coches que circularon, y el paisaje. Salimos de Huelva, dirección La Palma, y a partir de ahí vino lo bueno, al coger la carretera hacia El Berrocal. Por lo que me comentó Cesar, allí quieren la temporada que viene hacer un triatlón y posiblemente sea Campeonato de Andalucía. Si es así, será espectacular y durísimo.

La gráfica corresponde a uno de los compañeros de mi club, Ismael, que aunque no está entrenando mucho, completó también este duro entrenamiento, el cual nos vendrá bien para el Campeonato de Andalucía en Torre del Mar dentro de un par de semanas. En dicha gráfica, se especifica, entre otras cosas, el desnivel acumulado, que fue de 1.015 m., y que corresponde a la “curva marrón”.
El domingo hicimos varios triatletas de la zona, un triatlón de entrenamiento, con 1000 metros en un mar “picado”, 35 km de bici, y 11 km a pie, con las piernas “tocadas” del sábado, pero en general con buenas sensaciones en los 3 segmentos.
Entrenamientos de calidad, que en buena compañía se hacen bastante más llevaderos, y que espero me ayuden para rendir aceptablemente el 6 de junio.